Campaña Matanzas y Triquinosis 2021/2022

El Ayuntamiento de Marratxí, para dar cumplimiento al Decreto 34/2009, organizará y controlará una Campaña de Control Sanitario de Animales de la Especie Porcina que se destinan al consumo privado dentro del término municipal de Marratxí.

El objetivo es informar a los propietarios de cerdos que tienen que ser sacrificados para consumo privado de la obligatoriedad de llevar a cabo un análisis de detección de la triquinosis.

La campaña se llevará a cabo entre el 15 de noviembre de 2021 y el 30 de marzo de 2022, ambos incluidos.

Las familias solo podrán sacrificar el número de cerdos que sean necesarios para satisfacer sus necesidades de consumo.

Queda totalmente prohibida la venta de los productos resultantes de a matanza, así como la carne obtenida.

Las personas interesadas se tendrán que poner en contacto con uno de los veterinarios colaboradores de la campaña.

Veterinarios Colaboradores:

Nombre Apellidos Municipio Teléfono1 Teléfono2 Correo electrónico
Laura Gomila Marques Palma 666402115 laura@veterinaris-montuiri.com
Bartolome Matas Mir Palma 617450479 871943447 tolomatas@gmail.com
Andreu Josep Oliver Rullan Soller 653957370 971630710 andreuvet@gmail.com
Francisca Rossello Rigo Santanyi 652258048 971161231 Xisca20@hotmail.com
Antonio de Padua Sanchez Llabres Palma 629134197 971768164 antoszllabresveterinario@gmail.com
Salvatore Mele Palma 600038741 smelerosa@gmail.com
Eduardo David Mut Vicente Palma 676556060 eduardomut@gmail.com

Para cualquier duda relativa a la campaña se puede poner en contacto con el área de Salud y Consumo (calle Cabana 57), donde  dispondrán de bolsas con precinto para la recogida de muestras.

Puede descargar el procedimiento completo a seguir en este enlace.

Qué es la triquinosis y como debemos prevenirla?

La triquinosis es una enfermedad causada por la triquina que se puede transmitir a los humanos a partir de alimentos procedentes de cerdos que contienen este parásito.

La triquinosis se puede prevenir consumiendo carne y productos cárnicos controlados sanitariamente, en los que se ha realizado la investigación de triquina.

Otra manera de prevenirla es aplicando tratamientos térmicos. El calor destruye las larvas, pero para garantizar su muerte es necesario cobre o asar la carne hasta que se consigan en el interior de las piezas temperaturas como mínimo de 80 grados durante unos minutos.

La congelación a temperaturas muy bajas y durante mucho tiempo también destruyen las triquinas.