Los presupuestos municipales de 2020 se han aprobado esta noche, con la celebración telemática de un pleno extraordinario convocado para este mismo fin, y lo han hecho asumiendo el equipo de gobierno que se deberán introducir modificaciones en los mismos para hacer frente a la pandemia del COVID-19 y a las necesidades sobrevenidas que de ella se deriven.

 

Así, en el siguiente pleno que se celebre se incluirán modificaciones entre las distintas partidas para desarrollar un plan de contingencia articulado para hacer frente a la crisis económica derivada del COVID-19: se ajustarán a la merma de ingresos generada por la misma pandemia y el consiguiente estado de alarma, en vigor desde el 14 de marzo.

 

En términos comparativos, el nuevo presupuesto supone un aumento del 9,88% (3.132.991,76 €) respecto a las cuentas públicas de 2019 para un total 34.486.250 €. El equipo de gobierno argumenta que no se puede prescindir de este aumento en un momento en que se necesita toda la capacidad de gasto posible para hacer frente a las consecuencias inmediatas de la pandemia del COVID-19 en Marratxí.

 

Igualmente, la aprobación de los presupuestos de 2020 cobra gran importancia, ya que se contemplan los gastos comprometidos de las distintas Inversiones de 2019, del mismo modo -sostiene el equipo de gobierno- que la aprobación de las nuevas cuentas es del todo necesaria para activar la economía local e isleña, con inversiones que deberán hacerse inmediatamente una vez que la situación de excepcionalidad provocada la crisis sanitaria lo permita.

 

Conviene recordar que la aprobación de los presupuestos de 2020 estaba prevista inicialmente para el pleno extraordinario que debía celebrarse el martes 19 de marzo, pero la crisis sanitaria del coronavirus, con el decreto de estado de alarma incluido desde el 14 del mismo mes, impidió su celebración.