El alcalde de Marratxí, Miquel Cabot, i el conseller de Educación y Formación Profesional, Martí March, han firmado hoy el convenio de colaboración entre el Gobierno de las Islas Baleares y el Ayuntamiento de Marratxí para mejorar la oferta de plazas públicas de primer ciclo de educación infantil y las condiciones educativas de la primera infancia. Los ha acompañado la directora general de Primera Infancia, Innovación y Comunidad Educativa, Amanda Fernández.

Con este acto, el Ayuntamiento firma la adenda al convenio de la red pública de escoletes de las Islas Baleares y opta a las ayudas para la creación y consolidación de plazas públicas de 0-3 años del Gobierno y los fondos europeos Next Generation. Hay que recordar que estas plazas públicas son creadas por los ayuntamientos con el apoyo del Gobierno a través de la convocatoria de creación y consolidación de plazas 0-3 que prevé destinar hasta 9.000 € por plaza de nueva creación. Además también se destinan ayudas en especie para ayudar los ayuntamientos con la tramitación de los proyectos de creación de nuevas plazas a través de la empresa Tragsatec.

Así, en Marratxí la ayuda será de un total de 1.289.348 euros y permitirá crear 134 nuevas plazas de 0-3 años. De este total, 1.206.000 euros corresponden a ayudas de creación y 83.348 euros a ayudas en especie.

En Mallorca hay un total de 25 ayuntamientos que se acogerán a esta convocatoria, 4 en Ibiza y 1 en Formentera. En el periodo de 2021 a 2024, se crearán en Baleares un total de 1.749 nuevas plazas públicas de 0-3 años a partir de la construcción de 28 centros nuevos y la ampliación de 10 centros existentes y se prevé una inversión total de 14.394.762,95 €.

Se trata de una inversión histórica que responde al objetivo del Gobierno de conseguir que las Islas Baleares se sitúen en la media estatal de oferta de plazas de educación de primer ciclo de educación infantil, que se encuentra alrededor del 37,5% de plazas en relación con el total de población de 0-3 años. Con las plazas de nueva creación y las de reconversión previstas, las Baleares se situarán por encima de la media estatal el 2024, puesto que se prevé llegar al 44%.

Actualmente, en las Islas hay 180 centros educativos de primer ciclo, de los cuales 105 son públicos, 49 son privados integrados en la red complementaria y 26 son privados. A partir de las solicitudes planteadas en la convocatoria de nuevas plazas públicas hay planificados 38 proyectos de nuevos centros y ampliaciones, de los cuales 5 en Ibiza, 2 en Formentera y 31 en Mallorca, 4 de los cuales corresponden a Palma. En Menorca no se crean nuevas plazas porque la oferta cubre las demandas de escolarización de este ciclo.

Los ayuntamientos y consejos disponen de 4 años para la realización de las obras. Los centros tendrán que abrir, como tarde, el día 1 de septiembre de 2024. Para ayudar los ayuntamientos, la Consellería de Educación y Formación Profesional ha abierto una convocatoria de ayudas en especie para asesorar los ayuntamientos en todo el proceso de ejecución de las obras y puesta en funcionamiento del servicio educativo de primer ciclo. Este asesoramiento lo llevarán a cabo un equipo de técnicos y asesores jurídicos e incluirá desde la elaboración de pliegos para la redacción de proyectos y la licitación de obras hasta el acompañamiento para la puesta en funcionamiento de los centros.

Estas convocatorias forman parte del plan de la Conselleria de Educación y Formación Profesional para la mejora y ampliación de la atención educativa de los alumnos de primer ciclo de educación infantil y se añaden a las de reconversión de guarderías en escoletes y a las de sostenimiento y escolarización.