El consejero de Movilidad y Vivienda, Josep Marí y el director general de Movilidad y Transporte Terrestre, Jaume Mateu, acompañados del alcalde del Ayuntamiento de Marratxí, Miquel Cabot, el teniente de alcalde de Urbanismo, Joan Francesc Canyelles, la segunda teniente de alcalde, Neus Serra, el gerente de SFM, Mateu Capellà y el CEO de la empresa adjudicataria de las obras, Guillermo Lorenzo, han visitado este miércoles las obras de supresión del paso a nivel de vehículos y peatones situado en la calle de Sa Farinera (Marratxí), en el punto kilométrico 4,2 de la línea de tren Palma-Inca.

Las obras se encuentran ya en la fase final de ejecución y la previsión es que puedan finalizar el mes de diciembre de este mismo año. Se iniciaron el pasado mas de febrero con el cierre definitivo del tráfico en este paso, que es el paso a nivel que más tráfico rodado soportaba de todos los que todavía quedan en la red ferroviaria de Marratxí.

El consejero Josep Marí ha enmarcado la eliminación del paso a nivel de Sa Farinera en la estrategia del Gobierno de las Islas Baleares de mejora de la seguridad en el transporte ferroviario iniciada ya en la legislatura pasada y que tiene como objetivo la supresión total de los pasos a nivel existentes en la red ferroviaria a medida que las posibilidades técnicas y presupuestarias lo permitan.“Para nosotros es importante hacer obras que mejoren la calidad de vida de la gente y de la seguridad y poderlo hacerlo de la mano de su alcalde y de toda la corporación, que siempre han estado muy dispuestos a hacer esta obra que tiene que beneficiar a la gente”, ha añadido Marí.

El alcalde de Marratxí, Miquel Cabot, ha asegurado que era una obra necesaria “para mejorar la seguridad de nuestros ciudadanos y estamos muy satisfechos de cómo van las obras. Creemos que será un espacio importante para el Pont d’Inca, con la Biblioteca al lado y con los grandes proyectos que tiene Marratxí como la Refinadora”.

Por su parte, el teniente de alcalde de Urbanismo, Joan Francesc Canyelles, ha destacado que la obra «es muy necesaria a nivel de seguridad y se ha hecho con mucha integración urbana dentro del entorno. Además, me gustaría destacar que la subida y bajada de las escaleras para pasar debajo de las vías se ha hecho con un criterio de género para no dejar rincones donde nadie se pudiera esconder y desde el primer momento ya se ve el otro lado”.

En estos momentos se ha ejecutado íntegramente el paso superior a excepción de la pintura viaria y de las plantas. Por lo tanto se está preparando la superficie para el cierre definitivo de la vía. El paso inferior se ejecutó en septiembre con el corte de tráfico ferroviario y ahora mismo se están haciendo las actuaciones necesarias para su uso en condiciones de accesibilidad y seguridad: se están acabando de instalar los ascensores, las bombas para la recogida de agua en el interior y la iluminación. Además, los muros del paso inferior albergarán una obra gráfica de tipo grafiti, que se hará mediante un concurso que convocará el Ayuntamiento de Marratxí.

Tanto el consejero Josep Marí como el alcalde de Marratxí han destacado la estrecha colaboración entre SFM y el Ayuntamiento desde el primer momento para llevar a cabo este proyecto que supone una mejora de la seguridad de la circulación de personas y vehículos en esta parte del municipio.

El proyecto recoge sugerencias y propuestas del Ayuntamiento de Marratxí y, así, el puente que se está construyendo sobre el torrente de Coanegra, que tendrá 30 metros de longitud, incorporará un carril bici de 2 metros de anchura. También, de acuerdo con el Ayuntamiento de Marratxí, en la ejecución del paso inferior para peatones, se crea una plaza continua en la calle de Sa Farinera a ambos lados del paso.