El Ayuntamiento de Marratxí ha instalado en el parque del Mediterráneo una fuente de agua potable filtrada que permite a cualquier ciudadano recargar su cantimplora o botella reutilizable. El objetivo de la fuente promovida por la ong Cleanwave es fomentar el consumo de agua del grifo y reducir el consumo de botellas de plástico de un solo uso.

La fuente proporciona agua potable de la red que, con un sistema de filtrado, mejora el sabor. La brigada municipal de Marratxí ha encargado de la instalación y es la responsable de su mantenimiento.

La concejala de Medio Ambiente, Cristina Alonso, ha explicado que para el Ayuntamiento ha sido muy importante colaborar con Cleanwave «para avanzar hacia el objetivo de reducción total de los plásticos desechables porque son muy contaminantes, no siempre se reciclan correctamente y con frecuencia terminan en el mar. Por lo tanto, esperamos que la gente responda bien y sigamos instalando más fuentes de este tipo en Marratxí en el futuro».

Cleanwave dispone de una app para saber dónde se localizan sus fuentes y dónde se pueden comprar las botellas de aluminio de la ong. La misión de Cleanwave es reducir el consumo de botellas de plástico de un solo uso y crear una red de fuentes de agua filtrada. Solo en Palma ya se han instalado diez fuentes de agua filtrada.