Taller de Compostaje Doméstico

El próximo 11 de diciembre, el área de Medio Ambiente llevará a cabo el primer taller presencial tras el confinamiento, impartido por Amics de la Terra, para promover la utilización de la fracción orgánica para cerrar su ciclo y conseguir compost.

Las persones participantes en esta actividad, se les hará entrega de una compostera para poder llevar a cabo el proyecto desde casa. Después de un tiempo razonable, a las personas que lo soliciten o autoricen, se les hará una visita a casa, y se les ayudará en las dificultades que puedan tener, o las dudas/problemas que les puedan surgir (si huele, si hay materia seca, etc).

El aforo es limitado y para apuntarse al taller es necesario rellenar la instancia y enviarla a través del  formulario que encontraréis en esta página.

*Solo para personas empadronadas en Marratxí o con una vivienda en el municipio susceptible de realizar compostaje

  • Sa Deixalleria

  • 11 de diciembre, de 10:30 a 12h.

  • Instancia inscripción aquí

    Importancia del Compostaje

    El compostaje es la elaboración de un abono de elevada calidad (compost) a partir de materia orgánica. Es un proceso biológico, en el cual intervienen microorganismos del suelo.

    Si tienes un jardín o una terraza con sombra, puedes tener un compostador, para empezar solo tienes que añadir estructurante en la base (ramas, hojas…) e ir depositando encima los restos de comer, vegetales, etc. Solo necesitas echarle un ojo de vez en cuando porque no se compacte o no se seque.

    Entre los beneficios del compostaje encontramos:

    1- Reduces la cantidad de basura que acaba en vertedero o incineradora. Aunque siempre hay que empezar por la palabra «reducir», hay residuos orgánicos inevitables que con el compostaje le damos otra vida.

    2- Devuelves al suelo materia orgánica, enriqueciéndolo de este modo. Esto tiene efectos sobre la estructura del suelo, puesto que el compuesto, al tener un alto contenido en materia orgánica tiende a formar «terrones» lo que ayuda al hecho de que el suelo esté aireado y no se compacte, favoreciendo la ventilación y la humedad.

    3- Obtienes abono de muy alta calidad sin compuestos químicos y libres de patógenos, puesto que en el proceso de fermentación aeróbica se llega a los 80 °C, una especie de «pasteurización» de la materia orgánica.